Clausula suelo para empresas

Hipoteca en España – Clausula suelo – floor clause

Una cláusula suelo, que suele incluirse en un acuerdo financiero en relación con un tipo de interés máximo o mínimo, hace referencia a una condición específica que suele incluirse en los contratos financieros, principalmente en los préstamos.

Dado que un préstamo puede acordarse sobre la base de un tipo de interés fijo o variable, los préstamos acordados con tipos variables suelen estar vinculados a un tipo de interés oficial (en el Reino Unido el LIBOR, en España el EURIBOR) más una cantidad extra (conocida como diferencial o margen).

Dado que las partes querrán tener cierta seguridad sobre las cantidades realmente pagadas y recibidas en caso de movimientos bruscos y repentinos del índice de referencia, pueden acordar, y suelen hacerlo, un sistema por el que se aseguren de que los pagos no serán demasiado bajos (por parte del banco, para que cuente con un beneficio cierto y regular) ni demasiado altos (por parte del prestatario, para que los pagos se mantengan en un nivel asequible durante todo el plazo de la hipoteca).

Sin embargo, en España, desde hace aproximadamente una década, el sistema original se ha corrompido hasta el punto de que ha sido necesario que el Tribunal Supremo emitiera una sentencia para proteger a los consumidores / deudores hipotecarios de los constantes abusos que los bancos les infligían.

Resolución sobre la cláusula de emolumentos – Discurso en el hemiciclo 29-11-2016

La cláusula suelo no aparece con ese nombre en el contrato de préstamo (se recuerda que se aplicaba a las hipotecas variables) para la compra de una vivienda o inmueble. En el apartado de “intereses” o “tipos de interés”, o en el desglose de las condiciones financieras, se incluye en otros epígrafes: “Límites a la aplicación de interés variable”, “Límite a la variabilidad”, “Tipo de interés variable”, “Tipo de interés mínimo”, “Limitación al tipo de interés”, “túnel”, “carga mínima” o similares.

  Contrato arrendamiento con opcion de compra local comercial

Otra forma de averiguarlo es calculando el tipo de interés que aplica el banco. Si supera el valor del Euribor más el diferencial, que debe constar en el contrato, significa que se ha aplicado una cláusula suelo a la hipoteca.

Existen dos vías para reclamar las cláusulas suelo: la extrajudicial y la judicial. Empezando por la primera, hay que reclamar formalmente al banco que aplicó la cláusula suelo. El banco tiene un plazo de hasta tres meses para aceptar la reclamación y proceder a la devolución del dinero, aunque también puede ofrecer una alternativa como reducir el capital pendiente de la hipoteca o invertir el dinero devuelto en productos de ahorro.

Reclamar la cláusula suelo

Los bancos deben informar del dinero devuelto por las cláusulas sueloPara aplicar el Real Decreto-Ley 1/2017 que protege a los clientes en materia de cláusulas suelo, ya ha comenzado a reunirse la comisión creada al efecto en el Congreso de los Diputados.

El resultado de la primera reunión de esta comisión encargada de proteger los derechos de los consumidores afectados por el cobro de cláusulas suelo, ha sido la siguiente decisión: las entidades financieras tienen de plazo hasta el 6 de noviembre para comunicar el número de solicitudes recibidas (aceptadas y rechazadas) relativas a la devolución del dinero indebidamente cobrado.

  Caso practico riesgo electrico

En esta primera comunicación, no es necesario que el banco “cuantifique la posible cantidad que tendrían derecho a percibir”, sino que aclare al cliente que puede iniciar un procedimiento extrajudicial para reclamar dicha cantidad si lo considera conveniente.

La primera remisión de datos, cuyo plazo finaliza el 6 de noviembre de 2017, debe incluir información a 30 de septiembre de 2017 sobre los datos mensuales registrados a remitir por un supervisor de la entidad bancaria sobre el estado de los procedimientos de reclamación por cláusulas suelo llevados a cabo por los clientes, incluyendo las solicitudes aceptadas y los importes de devolución acordados. Además, deberán informar sobre las solicitudes no aceptadas o desestimadas.

¿Qué es la Cláusula Suelo o Clausula Suelos?

Cada vez son más las personas que se dan cuenta de que tienen una cláusula suelo en sus viviendas y deciden reclamarla a su banco. Esta decisión cobró especial relevancia desde que el pasado mes de diciembre el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) emitiera la sentencia que decía que se debían devolver las cantidades cobradas en los contratos hipotecarios desde 2009, año en el que se empezaron a incorporar estas cláusulas.

Como la gran mayoría de las hipotecas españolas están en línea con el Euribor -un tipo fluctuante-, los bancos decidieron incorporar la cláusula suelo que les permitiría que los intereses no bajaran de un mínimo, aunque lo hiciera el Euribor al que se referían las hipotecas.

  Alta sociedad capitulo 8 en español

Consultar una calculadora de cláusula suelo es un paso fundamental para evitar complicaciones a la hora de reclamar la cláusula suelo al banco. Permite conocer de antemano la cantidad que se puede reclamar a la entidad.

Existe la posibilidad de calcularla a través de la calculadora de la cláusula suelo de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU),en la que se puede detallar el importe introduciendo algunos datos: capital inicial, fecha de firma del contrato hipotecario, diferencial aplicable o tipo de interés inicial, entre otros.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad