Amortización terrenos y construcciones

Depreciación edificio de oficinas

El terreno no se amortiza porque se considera que tiene una vida útil infinita. Esto hace que el terreno sea único entre todos los tipos de activos; es el único para el que está prohibida la depreciación.Casi todos los activos fijos tienen una vida útil, tras la cual dejan de contribuir a las operaciones de una empresa o dejan de generar ingresos. Durante esta vida útil, se amortizan, lo que reduce su coste a lo que se supone que valen al final de su vida útil (lo que se conoce como valor de salvamento). La tierra, sin embargo, no tiene una vida útil definitiva, por lo que no hay forma de amortizarla. En cambio, a falta de recursos naturales que puedan extraerse (véase más adelante), se considera que la tierra tiene una vida útil ilimitada. Además, debido a la escasez de terrenos, su valor tiende a aumentar con el tiempo, a diferencia de la pérdida de valor de la mayoría de los demás tipos de activos fijos.Cuando una entidad adquiere un terreno que tiene un edificio encima, el coste debe asignarse entre el terreno y el edificio; el resultado será la depreciación del edificio, pero no del terreno. Una buena forma de derivar esta asignación es utilizar una valoración del impuesto sobre bienes inmuebles o una tasación.

¿Podemos aplicar la depreciación a los terrenos y edificios?

Un edificio no incluye el terreno, ya que éste no se deprecia. Por lo tanto, cualquier gasto incurrido por un asesor para la tierra no puede ser una parte del costo de la construcción de un edificio.

  Como eliminar windows de mac

¿Qué es la depreciación de un edificio?

La depreciación de un edificio se refiere al proceso de reducir el coste registrado de un edificio de forma organizada hasta el momento en que el valor del edificio se convierte en cero o alcanza su valor de salvamento.

Depreciación de terrenos

En general, se considera que los terrenos tienen una vida ilimitada y, por tanto, son activos no amortizables. Los terrenos adquiridos por la institución deben registrarse por su coste original, que incluye una serie de gastos relacionados con su adquisición y su preparación para el uso previsto por la institución. Los siguientes son ejemplos de gastos que deben ser capitalizados como parte del coste del terreno:

Los terrenos adquiridos mediante confiscación deben capitalizarse por el importe total de todos los impuestos, gravámenes y otras reclamaciones cedidas, más todos los demás costes relacionados con la adquisición de la propiedad y el perfeccionamiento del título. La asunción de cargas, hipotecas o gravámenes sobre la propiedad aumenta el precio de compra y debe incluirse en el coste original. Debe reconocerse un pasivo por el importe de la prenda, hipoteca o gravamen asumido por la institución.

Los terrenos adquiridos por donación, o la intención de donarlos, por ejemplo, por un dólar, deben registrarse sobre la base de una tasación del valor de mercado en la fecha de adquisición. Sin embargo, el coste de la propia tasación se contabiliza como gasto en el momento en que se produce.

Amortización del edificio

Las empresas de éxito en la India suelen adquirir inmuebles comerciales para dar cabida a una plantilla en expansión y adquirir una presencia física más permanente. Estas transacciones suelen implicar la compra de una o más parcelas de terreno junto con uno o varios edificios de oficinas o, alternativamente, el comprador puede construir posteriormente edificios en el terreno. Una vez que el edificio está en uso, la empresa asesora tiene derecho a reclamar la amortización del mismo a los tipos prescritos en vigor (actualmente, el 10 %).

  Como mejorar certificado energetico

Es importante señalar que los dos activos, el terreno y el edificio, se distinguen entre sí, y esta distinción es importante para determinar correctamente el importe de la depreciación que puede reclamar el contribuyente.

Es un hecho bien conocido y comprendido que el terreno no es un activo amortizable. Por su propia definición, la depreciación significa la disminución del valor de un activo por desgaste, deterioro u obsolescencia. Mientras que estas implicaciones se aplican fácilmente a los edificios u otras estructuras construidas sobre el terreno, el propio terreno como activo no tiene una vida finita.

Amortización terrenos y construcciones
2021

Muchos propietarios de pequeñas empresas tienen dificultades para cuadrar sus cuentas. Sin embargo, desde las tiendas familiares hasta las empresas tecnológicas más modernas, hacer bien los números es lo que garantiza la supervivencia del negocio. La Agencia de la Pequeña Empresa calcula que alrededor del 30% de los fracasos de las pequeñas empresas se deben a problemas de liquidez. Sin embargo, con unas prácticas contables adecuadas, es fácil evitar este escollo. Si bien es fácil conocer los números principales, como las cifras de ventas y los gastos, entrar en detalles como los impuestos y la depreciación puede ser más difícil.

  Ayuda a domicilio en vigo

Una de las visiones de muchos propietarios de pequeñas empresas es conseguir un control total de sus activos fijos. Es innegable que consumen una parte considerable de la inversión de capital. Con una buena práctica contable, los empresarios pueden recuperar los gastos incurridos en pocos años. Por ejemplo, las provisiones para la amortización de los terrenos pueden ayudarles a mejorar los flujos de caja del negocio a corto plazo.

Todo lo que le ayuda a ganar dinero en su negocio es un activo. Esto puede incluir las existencias, el inventario, las materias primas, los ordenadores, las impresoras, los camiones, la maquinaria, los puestos de trabajo, los terrenos y los edificios. El IRS permite a las empresas asignar el coste de la depreciación a lo largo de la vida útil de un activo.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad